Cuando La Palabra Sabe A Dios
Detalles
ISBN-13: 9788493914905
Editorial: BENDITA MARIA
Páginas: 347
Dimensiones: 15.5 × 22 cm
CUANDO LA PALABRA SABE A DIOS
PAVÍA, ANTONIO .  
20,00 €
 
Valoración:0  (0 Votos)
Contenido

Se acerca la sabiduría, lenta, oculta. Se va arrimando pausadamente a nuestra noche, a nuestra férrea ceguera, viene pidiendo permiso para entrar, sumisa tal vez, pero abierta y transparente. Mira por la brecha de la puerta, espía la llaga de nuestra prudencia y golpea suavemente la aldaba para entrar. Nos ruega que la abramos, que la noche ya se acerca y surge el relente; porque fuera, en la tiniebla, siente escalofrío y requiere una esencia, una creatura donde volcar su aroma y su sabor. Entonces nos mira, nos llama, nos agita la rama, nos cubre con el fuego, la espada entra hiriendo nuestra fantasía. Anda, baja pronto; porque conviene que hoy me quede en tu casa. Ábreme ya, paloma mía. ¿Por qué no encuentras la verdad entre tus trapos, no descubres el amor en el arcano baúl de tus recuerdos? ¿Cuándo fuiste feliz la última vez? ¿Cuándo salieron de tu boca las postreras alabanzas y bendiciones? Ven, baja y ábreme las puertas antiguas, rompe aquellos goznes enmohecidos de ambición y avidez, que vengo a saciarte con los bienes de balde recogidos durante la eternidad, gratuitos y perennes, que colmarán la insatisfacción de tus ojos cansados. Que te doy a gustar el sabor ansiado de la Vida Eterna.

A lo largo de esta obra, degustaremos los nueve primeros capítulos del libro de la sabiduría con el paladar del alma como diría san Agustín. Haremos la experiencia de la cercanía de Dios quien acoplándose a nuestro espíritu se aviene a compartir con nosotros su propia sabiduría, alma de nuestra alma y hasta carne de nuestra carne. Cataremos la palabra que sabe a Dios en un maridaje perfecto: la palabra y la sabiduría, un vínculo tan unido que cuando la saboreamos tiene una sensación distinta, es amarga y dulce a la vez, tiene el gusto de lo imperecedero, el aroma de vida eterna, en embocadura es madera de cruz y trigo candeal, el color transparente como la brisa, el brillo de sol que alumbra una fragancia de ternura infinita, y un perfume de misericordia que se expande por todo el ser. En el paladar muestra su equilibrio y la perseverancia incondicional de sus aromas y esencias, y cuando llega a lo más íntimo de nuestra naturaleza, podemos degustar el tanino de la resurrección, ese color de sangre que hace blanquear nuestras vasijas, saborear y degustar primicias de Vida Eterna, pues la auténtica sabiduría es Cristo Jesús Señor nuestro.

Otros libros de Pavía, Antonio

Quizá te interese

Libros Recomendados

Condiciones de uso    |    Contacto