Cuarenta días que pautan nuestra "Hoja de Ruta' hacia la Pascua. Período de tiempo que nos re­trotrae a los 40 días observados por Moisés en el monte Sinaí cuando recibe de Yavhé las "Tablas de la Ley''. O a los otros 40 que pasa Jesús en el desierto, llevado por Espíritu, antes de comenzar su vida pública. Incluso, y con perdón, similar a las "cuarentenas'' a que somete hoy la "Nasa" a esos intrépidos astronautas para purificarlos de cual­quier elemento contagioso para los terráqueos que pudiesen traernos del espacio exterior. 

Durante estas seis semanas, nuestra Madre la Iglesia nos anima a disponer nuestro cuerpo y nuestro espíritu para la mejor acogida y celebración posible de esa Fiesta de todas las Fiestas, que es la Pascua de Resurrección. Fiesta tan sonora que su eco lo es­cucharemos domingo tras domingo, al sentirnos in­vitados de un modo especial a la ''Mesa del Señor''. Disponernos ¿cómo? 

De siglos nos ha insistido la Tradición cristiana en tres medios: Oración, ayuno y limosna. Tendentes los tres a hacernos capaces de experimentar el gozo de sentirnos abiertos a Dios, a nosotros mis­mos y a los demás. 

Y precedido también todo, de la vivencia más pro­funda posible, con la fuerza del Espíritu, al celebrar ese insondable misterio de la Pasión y Muerte del Señor que culmina en la gozosa eclosión de la ''Vi­gilia Pascual''. 

¡Quiera Dios que los materiales que aquí ofrecemos; os sirvan como sencillos recursos y sugerencias para vuestra oración personal, de grupo o comunitaria durante esta Cuaresma, tiempo orante si los hay! 
' /> Cuarenta días que pautan nuestra "Hoja de Ruta' hacia la Pascua. Período de tiempo que nos re­trotrae a los 40 días observados por Moisés en el monte Sinaí cuando recibe de Yavhé las "Tablas de la Ley''. O a los otros 40 que pasa Jesús en el desierto, llevado por Espíritu, antes de comenzar su vida pública. Incluso, y con perdón, similar a las "cuarentenas'' a que somete hoy la "Nasa" a esos intrépidos astronautas para purificarlos de cual­quier elemento contagioso para los terráqueos que pudiesen traernos del espacio exterior. 

Durante estas seis semanas, nuestra Madre la Iglesia nos anima a disponer nuestro cuerpo y nuestro espíritu para la mejor acogida y celebración posible de esa Fiesta de todas las Fiestas, que es la Pascua de Resurrección. Fiesta tan sonora que su eco lo es­cucharemos domingo tras domingo, al sentirnos in­vitados de un modo especial a la ''Mesa del Señor''. Disponernos ¿cómo? 

De siglos nos ha insistido la Tradición cristiana en tres medios: Oración, ayuno y limosna. Tendentes los tres a hacernos capaces de experimentar el gozo de sentirnos abiertos a Dios, a nosotros mis­mos y a los demás. 

Y precedido también todo, de la vivencia más pro­funda posible, con la fuerza del Espíritu, al celebrar ese insondable misterio de la Pasión y Muerte del Señor que culmina en la gozosa eclosión de la ''Vi­gilia Pascual''. 

¡Quiera Dios que los materiales que aquí ofrecemos; os sirvan como sencillos recursos y sugerencias para vuestra oración personal, de grupo o comunitaria durante esta Cuaresma, tiempo orante si los hay! 
' /> Cuarenta días que pautan nuestra "Hoja de Ruta' hacia la Pascua. Período de tiempo que nos re­trotrae a los 40 días observados por Moisés en el monte Sinaí cuando recibe de Yavhé las "Tablas de la Ley''. O a los otros 40 que pasa Jesús en el desierto, llevado por Espíritu, antes de comenzar su vida pública. Incluso, y con perdón, similar a las "cuarentenas'' a que somete hoy la "Nasa" a esos intrépidos astronautas para purificarlos de cual­quier elemento contagioso para los terráqueos que pudiesen traernos del espacio exterior. 

Durante estas seis semanas, nuestra Madre la Iglesia nos anima a disponer nuestro cuerpo y nuestro espíritu para la mejor acogida y celebración posible de esa Fiesta de todas las Fiestas, que es la Pascua de Resurrección. Fiesta tan sonora que su eco lo es­cucharemos domingo tras domingo, al sentirnos in­vitados de un modo especial a la ''Mesa del Señor''. Disponernos ¿cómo? 

De siglos nos ha insistido la Tradición cristiana en tres medios: Oración, ayuno y limosna. Tendentes los tres a hacernos capaces de experimentar el gozo de sentirnos abiertos a Dios, a nosotros mis­mos y a los demás. 

Y precedido también todo, de la vivencia más pro­funda posible, con la fuerza del Espíritu, al celebrar ese insondable misterio de la Pasión y Muerte del Señor que culmina en la gozosa eclosión de la ''Vi­gilia Pascual''. 

¡Quiera Dios que los materiales que aquí ofrecemos; os sirvan como sencillos recursos y sugerencias para vuestra oración personal, de grupo o comunitaria durante esta Cuaresma, tiempo orante si los hay! 
' />

 Cuaresma En Tiempo De Crisis: ...
Detalles
ISBN-13: 8472390228
Editorial: Monte Carmelo
Páginas: 0
CUARESMA EN TIEMPO DE CRISIS: REVISTA ORAR, Nº 228
VV.AA..  
3,50 €
 

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function mysql_connect() in /furanet/sites/tulibreriadesiempre.com/web/htdocs/SimpleRatings/rSystem.php:24 Stack trace: #0 /furanet/sites/tulibreriadesiempre.com/web/htdocs/SimpleRatings/rSystem.php(452): sRating->database() #1 /furanet/sites/tulibreriadesiempre.com/web/htdocs/ficha.php(204): sRating->create('5772') #2 {main} thrown in /furanet/sites/tulibreriadesiempre.com/web/htdocs/SimpleRatings/rSystem.php on line 24